4 Cambios Que Harán Tu Puesto De Trabajo Más Saludable

Cambios beneficiosos en tu oficina

Trabajar en una oficina -como muchos de nosotros hacemos hoy en día- no es lo mejor para tu salud.

Pasar todo el día sentado en el interior de un edificio, con poco sol o aire fresco, puede provocar toda una serie de problemas de salud.

Añade a esto que muchas veces ingerimos comida rápida en el  propio puesto de trabajo y tendrás una situación en la que la mayoría de las personas luchan por controlar tu peso.

Sin embargo, no tiene que ser así. Hay una serie de cambios relativamente pequeños que puedes hacer para evitar que tu oficina sea otro lugar de trabajo insalubre, transformándolo en un lugar lleno de gente feliz, nutrida y enérgica.

¿No nos cree? ¿Por qué no probar estas sugerencias?

Te presentamos a continuación 4 cambios sencillos que puedes hacer en tu puesto de trabajo para convertirlo en un lugar más saludable:

1.- Añadir algunas plantas

Plantas de Interior

La calidad del aire en las oficinas tiende a ser bastante baja, con grandes edificios con poca ventilación. Incluso si se abren todas las ventanas, muchos lugares de trabajo se encuentran en el centro de las ciudades, donde el aire es principalmente humo de tráfico.

Puedes resolver en parte estos problemas con la simple adición de unas pocas plantas.

Tanto si optas por plantas robustas como por plantas con flores más delicadas, los efectos serán los mismos: las plantas absorberán el dióxido de carbono de tu oficina y lo convertirán en oxígeno fresco. Cuantas más plantas tengas, mejor será la calidad del aire.

Además, las plantas tienden a tener un efecto positivo en tu salud mental. Las oficinas pueden ser monótonas, lo que no es muy estimulante.

Las plantas proporcionan un toque de color que puede vigorizar tu espacio de oficina, mejorando tu estado de ánimo y haciéndolo más brillante y positivo.

2.- Conviene un estiramiento varias veces al día

Estiramiento en la Oficina

Uno de los problemas con el trabajo de oficina es la cantidad de tiempo que pasas en la silla durante todo el día. Esto puede causar problemas como el aumento de peso, enfermedades cardíacas y diabetes, así como problemas de postura y de espalda.

Podrías tú o tu empresa invertir en un escritorio para que puedas trabajar de pie, pero si no se puede, una sesión regular de estiramiento puede ayudar.

Puedes hacer una rutina completa de yoga si está tan inclinado, o simplemente pararse y estirar tu espalda y músculos en general. Concéntrate en tu espalda, cuello y hombros, ya que estos serán los más afectados por los largos períodos de sedentarismo.

Puedes empezar haciendo esto una vez al día, tal vez a la hora de comer, pero intenta hacerlo cada media hora más o menos. Si la gente te pregunta qué estás haciendo, puedes explicarles los beneficios y tal vez esas personas lo hagan también.

Podrías incluso formar un grupo de yoga a la hora del almuerzo!

3.- Ten siempre a mano snacks saludables

Frutos Secos

Al tratar de perder peso, la mayoría de las personas piensan que lo mejor es evitar el exceso de comida. Sin embargo, te diremos que lleves más comida a la oficina, siempre y cuando sea saludable. ¿Por qué?

Para evitar ser víctima de la tentación de galletas, pasteles y otras golosinas que tan a menudo forman parte de una jornada laboral normal.

Es probable que tus colegas traigan de su casa dulces como éstos. Tal vez en tu oficina haya tradición de que la gente lleve un pastel en su cumpleaños.

Puede ser muy difícil decir que no, incluso si estás a dieta, y esta tentación se agrava aún más si tienes hambre.

Tener frutas, nueces, verduras frescas u otros snacks saludables a mano te dará una alternativa a las galletas y pasteles cuando sientas hambre, lo que te ayudará a aliviar la tentación.

Si te mueres de hambre y lo único que te queda de comer no es saludable, va a ser difícil de resistir. Sin embargo, si tienes una alternativa, podrás mantener el rumbo hacia la pérdida de peso y bienestar general.

4.- ¿Por qué siempre reuniones sentados?

No todas las reuniones necesitan una presentación en PowerPoint o que la gente se siente alrededor de una mesa. Con honestidad, ¿cuántas de tus reuniones requieren que alguien tome notas?

Sin embargo, la manera estándar de discutir cualquier cosa relacionada con el trabajo es entrar en una oficina cerrada y sentarse.

No tiene que ser de esta manera; tú puede hacer lo mismo mientras estás de pie y en movimiento.

Intenta animar a tus compañeros a dar un paseo contigo (si el entorno de la empresa lo permite) la próxima vez que necesites hablar con ellos, en lugar de reservar una sala de reuniones.

Esto romperá la rutina, proporcionándote el ejercicio y la estimulación que tanto necesitas.

Hacer esto te permite tener un cambio de escenario, que puede ser especialmente útil cuando necesitas generar algunas ideas.

Es difícil ser creativo cuando estás mirando las mismas 4 paredes beige que ves todos los días, pero un viaje al parque más cercano podría darte la inspiración que necesitas.

Se el primero en comentar en "4 Cambios Que Harán Tu Puesto De Trabajo Más Saludable"

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*


11 − 1 =