Esta Especie Animal Está Funcionalmente Extinguida

Koala En un arbolKoala En un arbol

Los koalas podrían estar funcionalmente extintos, lo cual es un número demasiado pequeño para garantizar nuevas generaciones: lo explica una institución australiana.

Los koalas podrían estar “funcionalmente extintos”. Esto es lo que señala la Fundación Koala Australiana, al señalar que en el continente australiano no habrían más de 80.000 ejemplares: una cifra por debajo de las expectativas de los expertos y que no garantiza la supervivencia de la especie.

Koala jugando con una mariposa

Koala jugando con una mariposa

Bajo un cierto umbral de seguridad, de hecho, los koalas no pueden garantizar una generación posterior de cachorros, un hecho que podría llevarlos a la extinción final muy pronto.

Se define una especie “funcionalmente extinta” cuando, aunque todavía está presente en la naturaleza, el número de especímenes disponibles no es suficiente para garantizar un reemplazo suficientemente rápido de las generaciones.

Por lo tanto, es una posición de riesgo extremo: cuando se declara este estado, normalmente solo quedan unos pocos años antes de la desaparición final en el planeta.

Aunque los koalas son animales protegidos por la ley australiana, hoy enfrentan amenazas que son mucho más altas que en el pasado.

Al igual que el dingo y otros depredadores, la principal causa de reducción de la población de Koalas es el hombre y el cambio climático; los cuales están poniendo en grave peligro los hábitats donde viven estos animales, incluso afectando las principales fuentes de sustento del koala, como las hojas de eucalipto.

Sin embargo, las temporadas cada vez más secas y la severa sequía de verano que afecta a Australia han llevado, en algunas áreas como Queensland, a una reducción del 80% en especímenes.

Sin embargo, esto no es todo, ya que incluso la creciente urbanización está amenazando la continuación de la especie.

En las zonas más pobladas, donde se reduce la presencia de koalas, los especímenes presentan un código genético poco variado porque tienden a aparearse siempre entre los mismos similares, en ausencia de otros especímenes.

La falta de variedad genética puede llevar a varios problemas de salud, incluida la infertilidad.

El  última estudio de la población de koalas se remonta a 2016, cuando se estimaron 329.000 koalas en los cuatro estados más poblados: Queensland, Nueva Gales del Sur, Victoria y Australia del Sur.

En estos años, la disminución de especímenes ha sido respectivamente de 53, 26, 14 y 3%.