La Manicura Francesa, Un Clásico Atemporal

La manicura francesa es un verdadero clásico que otorga una gran belleza a las manos, desde la simplicidad; por lo que resulta ser una opción ideal para todas y un verdadero acierto al momento de arreglar las uñas, para mujeres de todas las edades.

La manicura francesa es un verdadero clásico que otorga una gran belleza a las manos, desde la simplicidad; por lo que resulta ser una opción ideal para todas y un verdadero acierto al momento de arreglar las uñas, para mujeres de todas las edades.

¿Cómo hacer manicura francesa?

La manicura francesa es fácilmente reconocible, pues se trata de uñas con una apariencia bastante natural, pues emplea el uso de un brillo transparente, resaltado por las puntas en color blanco, con una franja que puede variar en su grosor, dependiendo del largo de las uñas. 

Esta alternativa, es originaria de París, en donde se creó como una tendencia que se extendió al mundo entero, pues se trata de una de las manicuras más populares en todos lados, ya que es una opción que a todas viene bien. 

Sin importar la edad que se tenga, la manicura francesa es siempre un acierto, además se puede aplicar a cualquier largo, lo que la hace sumamente conveniente. Puede funcionar perfectamente para la vida diaria, como para asistir a una fiesta o reunión importante. 

Es justo esta versatilidad, la que le otorga uno de los puestos privilegiados en cuanto a tendencias de moda de uñas, siendo atemporal, razón por la cual, en cualquier salón especializado sabrán cómo realizarlas para dar a las manos una hermosa apariencia. 

La manicura francesa es un verdadero clásico que otorga una gran belleza a las manos, desde la simplicidad; por lo que resulta ser una opción ideal para todas y un verdadero acierto al momento de arreglar las uñas, para mujeres de todas las edades.

¿Cómo hacer la manicura francesa en casa?

Para obtener una bella manicura francesa no es necesario acudir a un salón de belleza, pues se puede realizar en casa, utilizando pocos materiales y a un costo bastante bajo, por lo que siempre es una buena opción.

Para hacer la manicura francesa en casa se necesita:

  • Esmalte de uñas transparente.
  • Esmalte endurecedor de uñas, preferiblemente los que tienen vitamina E, incorporada.
  • Limas y cortaúñas.
  • Esmalte de uñas color blanco.
  • Esmalte color rosa muy claro o color nude.
  • Removedor de cutículas. 

Ahora sí, el paso a paso:

  1. Limpiar muy bien la superficie de las uñas, retirando todo resto de esmaltes que puedan tener.
  2. Si las uñas han quedado manchadas, aplicar limón con blanqueador de dientes unos minutos para que vuelvan a su color base. 
  3. Cortar y limar las uñas de la forma deseada.
  4. Retirar la cutícula, puede ser empujando hacia atrás o cortándolas, este paso es a gusto personal. 
  5. Aplicar el gel endurecedor en las uñas.
  6. Aplicar una primera capa de esmalte transparente y esperar a que seque por completo. Para ello se pueden utilizar lámparas especiales. 
  7.  Aplicar una capa de esmalte nude o rosa muy claro. 
  8. Con el uso de plantillas o un poco de cinta adhesiva, se aplica una pequeña línea color blanco por el borde de la uña. Si se tiene buen pulso, se puede hacer a mano alzada, pero no es necesario, además las plantillas son muy fáciles de conseguir en el mercado. 
  9. Aplicar una última capa de esmalte transparente o laca protectora para que los resultados se conserven por mucho más tiempo. 

La manicura francesa es un verdadero clásico que otorga una gran belleza a las manos, desde la simplicidad; por lo que resulta ser una opción ideal para todas y un verdadero acierto al momento de arreglar las uñas, para mujeres de todas las edades.

Se el primero en comentar en "La Manicura Francesa, Un Clásico Atemporal"

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*