Perros de raza grande: Factores relevantes

Todo perro es capaz de ser un audaz compañero para el hombre. A pesar de esto, se debe tener en cuentas los conflictos que presenta cada raza, principalmente cuando se trata de los mestizos y de tamaño reducido. Se debe acotar que los perros de dimensiones más amplias (perros de raza grande). O bien, los mestizos de éstas, requieren cuidados distintos que un perro de menor proporción. Entre esto se adjudica sus necesidades y ciertos aspectos de convivencia y estatus.

perros de raza grande

¿Qué diferencia a los perros de raza grande del resto?

Los caninos más grandes tienden a requerir un tratamiento especial en sus articulaciones. La mayoría desarrolla una alta posibilidad de padecer dolencias del tipo de la displasia de cadera o, por el contrario, mantener una alimentación más abundante y específica.

Por otro lado, se debe acotar que estos perros tienden a ser considerados razas gigantes debido a las dimensiones de sus cuerpos; como, por ejemplo, se encuentra al Gran Danés y el Lobero Irlandés, aunque los caninos más grandes puedan tener un carácter dócil y equilibrado.

Es sustancial resaltar que el entrenamiento necesario para domesticarlo es superior al requerido por los perros de menor tamaño. En otras palabras, no es lo mismo convivir con un yorkshire indisciplinado que con un mastín inglés, puesto que la principal diferencia entre ambos radica en la capacidad física.

Sin embargo, los caninos de raza grande tienden a adaptarse fácilmente a las situaciones. En otras palabras, estando en un ambiente domestico desarrollan una personalidad más tranquila y obediente.

Alimentación

Con respecto a los hábitos alimenticios que estos caninos deben seguir, es aconsejable reducir productos con alto índice de grasas. Así se disminuyen las probabilidades de sufrir sobrepeso.

La obesidad en los canes de raza gigante tiene graves consecuencias tanto en sus articulaciones como en sus huesos. Es precisa una dieta rica en pienso especial para perros de grandes dimensiones, no obstante, también se debe acotar que es requerido seguir una rutina a base de proteínas y calorías que se adapten a su tamaño.

El control de las raciones que se le ofrece a los perros es fundamental, puesto que, aparte de darle una dieta que sustente todas sus necesidades. El consumo excesivo se puede traducir en un inevitable problema de sobrepeso, haciendo más propenso al canino de sufrir de ataques al corazón.

Las razas de perros gigantes requieren practicar constantemente una actividad física; si bien la gran mayoría de éstos requieren una rutina de menor intensidad, tal es el caso del gran danés. es sustancial comprender que cada uno de los caninos debe realizar ejercicio para fortalecer ciertas partes de sus articulaciones.

Para estos animales hay que considerar prácticas como la natación, puesto que es una rutina que ayuda ideal con el fin de fortalecer la cadera.

Aspectos relativos a la salud

 

Si se adquiere un perro que cumpla con las características de una raza gigante es crucial conocer que el periodo de vida de ésta mascotas tiende a ser menor. Por lo natural se mantienen entre los siete a nueve años de edad.

Sin embargo, durante todos los años que dure con su criador, el perro mostrará gran afecto hacia éste y todos los allegados al mismo; su carácter, siendo noble e inalterable, está potenciado por la capacidad del animal para depender de su personalidad, socialización y una sana educación.

Por otro lado, se debe acotar que el entorno es un fundamento clave para mantener entrenado al can. Si éste se muestra descontrolado, entonces la mascota observará un desequilibrio entre las acciones y los hechos; en otras palabras, es necesario crear un ambiente armonioso y tranquilo con el fin de facilitar el adiestramiento y preservar lo aprendido.

¿Cuáles son los perros de raza grande?

Entre los principales perros de raza grande, se encuentran las siguientes:

Foxhound americano:

Descendiente del Foxhound inglés, uno de los sabuesos más importantes en el Reino Unido. Puesto que su origen es estadounidense, se pueden diferenciar gracias a ciertos rasgos de sus extremidades. En otras palabras, detallándolas cautelosamente, se puede observar que las del Foxhound americano son más finas y largas.

Eurasier:

Esta raza de canes surgió a partir de 1960 a manos del artífice de los cruces, Julius Wipfel. El plan inicial de éste alemán radicaba en crear una especie que igualara las cualidades de un chow chow. La idea de conjunto a una actitud de un wolfspitz.

Aussiedoodle:

También denominados caniches australianos, son conocidos en su mayoría por su astucia, empatía, fuerza y energía. Estos perros se pueden encontrar en la actualidad en cualquier parte del mundo. Su propio carácter y físico lo han llevado a ser queridos por muchas familias.

Malamute de Alaska:

Siendo originario del ártico, es considerado una de las especies de canes más longevas en la historia de las razas de perros con trineo. Hay que destacar que su imponente presencia muestra una imagen distorsionada del carácter real del animal, además, su apariencia, similar a la de un gran lobo, hace que el Malamute capte la atención de miles de individuos.

¿Por qué es importante adquirir un perro de raza grande?

Destacados por su capacidad de acoplarse a los ideales particulares, éste conjunto tiene especial significado sobre la manera de comportarse públicamente. Siempre y cuando sea entrenado de forma adecuada se mostrará dispuesto a cooperar y tratar amablemente a los integrantes de su familia.

Los perros de raza grande se supondría tienen preponderancia a atacar a las personas. A pesar de esto,  no lo hacen. Bajo ninguna circunstancia presentan actitudes que puedan perjudicar, a menos que se hayan criado con este objetivo, y se trate de extraños.

Jamás se comportan de forma irracional a su proceso de transmisión hereditaria –que es tendencia a la protección y a la caza-. Se adaptan con facilidad a los individuos humanos, en especial del cuidado de los infantes, a quienes suelen ver como ovejas.