Retrasar El Primer Baño De Un Recién Nacido En El Hospital Aumenta El Éxito De La Lactancia Materna

Durante años, los recién nacidos han recibido su primer baño a las pocas horas de nacer.  Pero un nuevo estudio realizado en los Estados Unidos muestra que esperar -por lo menos 12 horas- puede ser beneficioso para el bebé.

“Queríamos llevar a cabo una investigación sobre este tema porque más madres nos pedían que no bañáramos a su bebé de inmediato”, dice Heather DiCioccio, especialista en desarrollo profesional de enfermería para madres y bebés, que dirigió el estudio.

Estaban leyendo en blogs de madres que era mejor esperar para bañar a su bebé la primera vez, ya que el líquido amniótico (el líquido que rodea al bebé hasta que se rompe la fuente de la madre) tiene un olor similar al de la mamá, lo que puede hacer que sea más fácil que el bebé se prenda.

Pero mirando a la literatura médica y de enfermería, las enfermeras del Centro encargado de la investigación encontraron que los datos eran escasos, con sólo otro estudio sobre el tema, y sintieron que necesitaban datos más rigurosos.

Después de llevar a cabo su propio estudio, los investigadores encontraron que retrasar el baño de dos horas (el estándar anterior) a al menos 12 horas aumentaba la cantidad de madres que amamantaban exclusivamente a sus bebés y se iban a casa planeando hacerlo.  También vieron que la temperatura corporal del bebé se mantenía más estable al retrasar el baño.

Un Estudio Observó A Casi 1.000 Madres Y Bebés

El equipo de investigación observó a 996 parejas de madres sanas y a sus bebés.

Compararon el número de madres y bebés que amamantaron exclusivamente antes y después de que se pusiera en práctica la práctica del retardo del baño.

Los resultados mostraron que las tasas de lactancia materna exclusiva aumentaron de 59.8 por ciento a 68.2 por ciento después de implementar la práctica del baño retardado.

Los recién nacidos a los que se les retrasó el baño también fueron más propensos a volver a casa con un plan para continuar con la lactancia materna exclusiva.

Este efecto fue más fuerte en las mujeres que tuvieron un parto vaginal versus una cesárea.

¿Por Qué Retrasar El Baño Aumenta Las Tasas De Lactancia Materna?

La respuesta no es clara, pero los hallazgos de la investigación apuntan a algunos factores:

Tiempo de piel a piel.  Los nuevos hallazgos apoyan lo que los investigadores ya han sabido sobre la importancia del contacto piel a piel para los bebés y los cuidadores justo después del nacimiento.

“El contacto humano es vital para el padre y el bebé”, explica DiCioccio.  “Necesitas tener ese toque humano.  Creo que al no lavar al bebé (tan pronto), fomentar el contacto piel a piel y la lactancia materna, estás mejorando ese toque humano.  Así que ahora estás buscando un beneficio de salud a largo plazo”.

Olor.  La similitud en el olfato entre el líquido amniótico y la mamá puede estimular a los bebés a agarrarse.

Temperatura corporal.  Los bebés no tenían tanto frío cuando no se bañaban enseguida.  Tener frío, dice DiCioccio, puede significar que el bebé está demasiado cansado para ser amamantado.

Los Beneficios Duran Más Allá Del Hospital

La lactancia materna exclusiva proporciona un beneficio para el bebé que se extiende más allá de las primeras horas o días de vida, añade.

Las investigaciones han demostrado que puede beneficiar la salud de la madre y del niño en los años venideros.

Ahora, gracias a esta investigación, algunos hospitales ya se están moviendo para adoptar esta nueva práctica de baño retardado.  DiCioccio dice que espera que esta investigación fomente la investigación adicional de enfermería y contribuya a que las pautas de baño para recién nacidos cambien en el futuro para otros hospitales.