Tu Cuerpo Manifiesta Estas 7 Reacciones Cuando Estás Enamorad@

Así se comporta tu cuerpo cuando estás enamorad@

Durante nuestra infancia, todos experimentamos mariposas en el estómago, nerviosismo y latidos cardíacos acelerados. Estábamos enamorados y no podíamos apartar la vista del objeto de nuestro afecto.

¿Alguien más recuerda que esperaba ansiosamente la campana del recreo para que pudiéramos verlos en el patio? ¿O esperando que el profesor te asignara un silla al lado de la de ellos?

De hecho, las reacciones químicas estaban teniendo lugar en nuestro joven cerebro y cuerpo y – de alguna manera – nos daban nuestro primer (aunque inmaduro) sabor de amor.

Verdaderamente, una fascinante cadena de reacciones químicas tiene lugar cuando estamos enamorados.

#1 Te sientes “adicto”

cerebro humano

Enamorarse, y sus efectos en el cuerpo, son sorprendentemente similares a ser adicto a alguna sustancia. Los químicos que causan un subidón eufórico – adrenalina, dopamina, oxitocina y vasopresina – se liberan en algún momento durante la intimidad.

La dopamina es el químico del placer del cerebro, y es lo que causa sentimientos de euforia y energía alrededor de nuestro ser querido.

Helen E. Fisher, antropóloga biológica de la Universidad de Rutgers, afirma que “el amor romántico es una adicción. Es una adicción maravillosa muy poderosa cuando las cosas van bien”.

Las imágenes por resonancia magnética funcional (FMRI, por sus siglas en inglés) del cerebro enamorado se parecen mucho a las de aquellos que experimentan un estado de euforia.

Los amantes también son como las drogas, en el sentido de que cuanto más tiempo pasas con ellas, más enganchado te vuelves.

#2 El amor disminuye tus inhibiciones

Del mismo modo que tomar demasiados cócteles reduce la ansiedad, el miedo y la inhibición – y te hace más gracioso y confiado – la oxitocina, el “medicamento del amor”, produce el mismo efecto.

Investigadores de la Universidad de Birmingham observaron los efectos del alcohol y la oxitocina en el cerebro, y aunque afectan diferentes partes del cerebro, los efectos son muy similares.

#3 Tus pupilas se dilatan

Cuando uno se siente fuertemente atraído por alguien, sin importar el tiempo o el lugar, se produce una reacción dentro de la rama simpática del cerebro, el SNS.

Esta estimulación hace que las pupilas de los ojos se dilaten (se ensanchen).

#4 Puede que tu cara se vuelva sonrojada, tus palmas sudorosas o tu corazón acelerado.

Mujer Nerviosa

Estar ansioso (a veces, muy ansioso) antes de un evento importante (por ejemplo, una gran cita, el día de la boda) es más que un “tic” nervioso.

Una afluencia de los químicos cerebrales adrenalina y norepinefrina puede producir sensaciones físicas, como antojo y deseo. Además, tu cerebro se enfocará intensamente en la persona a la que deseas.

#5 Tu estómago puede actuar

Cuando realmente te empieza a gustar (tal vez amar) otra persona, el cerebro puede liberar la hormona del estrés cortisol.

El cortisol puede hacer que los vasos sanguíneos del estómago se contraigan, lo que puede provocar náuseas y falta de apetito. Esta respuesta fisiológica puede explicar por qué muchas parejas no comen mucho el día de su boda.

#6 Experimenta “síntomas de abstinencia”

La corticoliberina es una hormona peptídica que se libera durante una respuesta al estrés. También conocido como el “factor liberador de corticotropina”, la separación de nuestro ser querido por cualquier período de tiempo puede exacerbar cualquier respuesta de estrés.

Los “síntomas de abstinencia” de ansiedad y depresión son similares a los de un adicto que deja de consumir una droga.

#7 Las feromonas se activan – y se detectan

Las feromonas son “químicos olfativos” que los animales, incluyendo a los humanos, excretan y perciben. Biológicamente, esto cambia el comportamiento de otro animal.

En términos más humanistas y sencillos, estamos en sintonía con las feromonas de nuestra pareja, lo que aumenta el deseo sexual.

El Dr. Fisher afirma: “Una vez que te enamoras de alguien, su olor puede ser algo poderoso.

Las mujeres llevarán las camisetas de sus novios, y a lo largo de la historia, los hombres se han aferrado al pañuelo de su amante”.

Y, como bono, una octava reacción…

#8 Nuestro cerebro cambia (y se “ilumina”)

El primer estudio innovador de Fisher fue en 2005, cuando analizó las imágenes cerebrales de individuos enamorados. Se tomaron un total de 2.500 escáneres cerebrales.

A cada participante se le mostró una foto de su “alguien especial” y luego una foto de un conocido.

Las imágenes revelaban diferencias drásticas.

El primer efecto notable fue la avalancha de productos químicos de dopamina para sentirse bien en ciertas regiones del cerebro. Otras diferencias notables

El primer efecto notable fue la avalancha de productos químicos de dopamina para sentirse bien en ciertas regiones del cerebro.

Otras diferencias notables involucran otras dos áreas del cerebro: el núcleo caudado y el área tegmental ventral.

La primera está fuertemente ligada a la detección de recompensas, y la segunda está asociada con el “placer, la atención enfocada y la motivación”.

Con estas reacciones que hemos conocido hoy, serás capaz de saber si a tu vida ha llegado el amor.